ALIMENTACIÓN

Intolerancia a la lactosa

Intolerancia a la lactosa - Nutrium dietista nutricionista
¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

La causa de la intolerancia a la lactosa es una malabsorción de lactosa. El intestino delgado no puede digerir o descomponer la lactosa que se bebe o se come. No todas las personas presentan síntomas tras ingerir lactosa, solo aquellas con intolerancia.

Algunos de los síntomas son hinchazón, gases, diarrea después de consumir alimentos que contienen lactosa.

La lactosa es un azúcar que se encuentra en la leche y productos lácteos de forma natural.

Antes de tener síntomas típicos de la intolerancia, distintas personas pueden tolerar diferentes cantidades de lactosa.

Debemos saber diferenciar entre intolerancia a la lactosa y alergia a la leche ya que no es lo mismo. La alergia a la leche es un trastorno del sistema inmune.

 

Malabsorción de la lactosa e intolerancia a la lactosa

La malabsorción a la lactosa es la disminución de la capacidad de digerir la lactosa. Muchos bebés pueden digerir la lactosa pero después de la infancia, muchas personas empiezan a desarrollar malabsorción de lactosa.

La malabsorción de lactosa causa intolerancia a la lactosa, pero las personas con malabsorción de lactosa pueden no presentar intolerancia.

 

Síntomas y causas de la intolerancia a la lactosa

Síntomas de la intolerancia a la lactosa

Tras consumir un alimento que contenga lactosa, una persona intolerante puede sufrir síntomas a las pocas horas tras la ingesta. Los síntomas pueden ser:

  • náuseas
  • hinchazón o distensión abdominal y gases
  • «gruñidos» o ruidos estomacales
  • diarrea
  • dolor en el abdomen
  • vómito

Los síntomas pueden ir desde leves hasta graves dependiendo de la cantidad de lactosa consumida y tolerada.

Causas de la intolerancia a la lactosa

Como se ha comentado anteriormente, la malabsorción a la lactosa causa intolerancia. Cuando se produce una malabsorción de lactosa, el intestino delgado de esa persona produce bajas concentraciones de lactasa (enzima que descompone la lactosa) y no digiere toda la lactosa ingerida. La lactosa no digerida pasa al colon y las bacterias ahí ubicadas descomponen dicha lactosa y producen fluidos y gases. Esto es lo que causa la sintomatología en algunas personas.

Afecciones que pueden producir malabsorción de lactosa y concentraciones bajas de lactasa (enzima) en el intestino delgado:

  • Nacimiento prematuro: no se produce suficiente lactasa en el bebé prematuro durante un breve periodo tras el nacimiento. Normalmente, a medida que se crece se va produciendo más lactasa.
  • Lactasa no persistente: el intestino delgado produce menos lactasa tras la infancia. Las concentraciones de lactasa disminuyen con la edad. Esta es la causa más común de bajas concentraciones de lactasa.
  • Lesiones en el intestino delgado: una lesión en el intestino delgado puede hacer que se produzca menos lactasa.
  • Déficit congénito de lactasa: afección rara en el que se no se produce nada o muy poca lactasa.

 

Diferencia entre alergia a la leche e intolerancia a la lactosa

Ambas tienen diferentes causas. La causa de la alergia a la leche es la respuesta del sistema inmune a las proteínas de la leche o productos lácteos. Sin embargo, la causa de la intolerancia a la lactosa son los problemas para digerir dicho azúcar.

 

Complicaciones de la intolerancia a la lactosa

Una persona con intolerancia puede verse afectado si dicha intolerancia impide que se absorban suficientes nutrientes como minerales y vitaminas, como pueden ser el calcio y la vitamina D.

 

Tratamiento de la intolerancia a la lactosa

Los tratamientos dependen de la causa de la intolerancia. Si la causa de la intolerancia es el déficit congénito de lactasa o la lactasa no persistente, ningún tratamiento va a hacer que se aumente la cantidad de lactasa (enzima) producida por el intestino delgado. En este caso mediante la alimentación se pueden disminuir los síntomas.

Si la causa de la intolerancia a la lactosa es una lesión en el intestino delgado se tratará la causa de la lesión.

En caso de bebés prematuros intolerantes a la lactosa, la afección suele ir mejorando a medida que el bebé va creciendo.

 

Dieta para la intolerancia a la lactosa

En la mayor parte de los casos mediante cambios en la dieta una persona puede controlar los síntomas. Posiblemente ciertas personas solo necesiten limitar la cantidad de lactosa a ingerir mientras que otras necesiten eliminar por completo alimentos con lactosa. A veces, puede ayudar el consumo de productos de lactasa. Estos son tabletas o gotas que contienen la enzima lactasa (enzima que descompone la lactosa). Antes de consumir estos productos siempre se debe consultar con el profesional sanitario adecuado.

 

Consejos generales para cambios en la dieta

Siempre se debe consultar con un profesional sanitario, en este caso nutricionista, para cambiar la dieta y así asegurar que se están ingiriendo todos los nutrientes.

Como ya hemos comentado depende de la tolerancia de deberá disminuir o eliminar por completo los alimentos que contengan lactosa. Pude que una persona tolere leche y productos lácteos si:

  • Bebe pequeñas cantidades de leche a la vez y con las comidas.
  • Trata de comer yogur y quesos curados ya que son más fáciles de tolerar por algunas personas con intolerancia a la lactosa.
  • Usa productos de lactasa para ayudar a digerir la lactosa (siempre consultando a un profesional sanitario).
  • Añade poco a poco pequeñas cantidades lácteos en su dieta y se vé que tal se siente.

 

Alimentos que contienen lactosa

La lactosa se encuentra en leches y derivados lácteos y también se puede encontrar en otros alimentos a los que se les haya agregado algún lácteo. Por ejemplo:

  • Alimentos procesados como cereales de desayuno, sopas, aderezos…
  • Pan y otros productos horneados como por ejemplo galletas.
  • Carnes procesadas como chorizo, fiambres…
  • Cremas no lácteas líquidas y en polvo para el café.
  • Sustitutivos de comidas.

 

Contenido de lactosa en alimentos habituales

Intolerancia a la lactosa - Nutrium dietista nutricionista
(Imagen: Mahan LK, Raymond JL. Krause Dietoterapia. 14a ed. Elsevier; 2016. 1152 p.)

 

Productos lácteos sin lactosa y con bajo contenido en lactosa

Consumir este tipo de productos puede ayudar a disminuir la cantidad de lactosa de la dieta. Ya están disponibles en muchos supermercados.

 

BIBLIOGRAFÍA:

Intolerancia a la lactosa | NIDDK [Internet]. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. Disponible en: https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/enfermedades-digestivas/intolerancia-lactosa.

Mahan LK, Raymond JL. Krause Dietoterapia. 14a ed. Elsevier; 2016. 1152 p.

Contacta con nosotros si deseas más información
Te informamos sin ningún compromiso!