¿Qué es la endometriosis?: Conoce los síntomas y la dieta

endometriosis
Índice de contenido

Antes de empezar, es importante recalcar que, por razones obvias que se verán a continuación, la endometriosis es una enfermedad que afecta a mujeres. ¿Por qué? Pues porque se da cuando el endometrio, que es un tejido que recubre interiormente el útero y cuya función es acoger al embrión fecundado en un embarazo, se encuentra en otros lugares del cuerpo. Lo más común es que afecte a zonas como los ovarios, las trompas de Falopio o la zona de la pelvis. Aunque menos frecuente, también se puede extender más allá del aparato genital interno. 

No nos cansaremos de repetir que una correcta alimentación es la base para tener una buena salud; y, en caso de tener algún tipo de enfermedad, una de las alternativas para aliviar ciertos síntomas. La endometriosis no es ninguna excepción. De hecho, una dieta acorde a las necesidades de una mujer en esta situación pueden disminuir tanto la inflamación que causa como los niveles de estrógenos. 

¿Cómo debe ser la dieta de una mujer con endometriosis?

La dieta de una mujer con endometriosis se enfocará a mejorar los síntomas que esta presenta. Porque, en realidad, la patología no tiene cura como tal. Como siempre y como con cada enfermedad, cada persona es un mundo completamente diferente. Está bien que te informes, que te intereses y que aprendas cosas, pero no hay mejor solución para estar tranquila que acudir a un especialista (en este caso un nutricionista), para que te ayude a formar una dieta que te funcione única y exclusivamente a ti. ¿Qué mejor que ponerte en manos de quien realmente sabe?

Síntomas de la endometriosis

Los principales síntomas de la endometriosis son:

  • Dolor pélvico. Es el principal síntoma; la cuestión es que generalmente se asocia esta molestia con el período menstrual, por lo que no se le suele dar demasiada importancia. 
  • Además, a veces también se manifiesta con dolor en el abdomen o la zona lumbar
  • Dolor durante o después de mantener relaciones sexuales
  • Dolor o molestia al orinar (más habitual durante el período). 
  • Sangrado excesivo y alterado (períodos menstruales muy abundantes o sangrados fuera de los mismos). 
  • Infertilidad (la aparición de este tejido en las trompas de Falopio hace que la posibilidad de producirse un embarazo sea muy difícil). 

¿Cómo reducir la inflamación por endometriosis?

Tal como hemos explicado, la alimentación juega un papel importante en el tratamiento o control de la endometriosis. Y es que uno de los principales problemas de esta patología es la inflamación y el consiguiente dolor que provoca. 

También lo veremos en próximos apartados, pero hay ciertos alimentos que contienen propiedades antiinflamatorias y que, por tanto, son idóneos para controlar la endometriosis. Pero atención porque, por el contrario, existen también otros productos o nutrientes que supondrían un riesgo. ¿Quieres conocer qué comidas sí y cuáles no? ¡Sigue leyendo!

Alimentos recomendados

La endometriosis posee, por tanto, un carácter inflamatorio (el sistema inmunológico no se ve capacitado para acabar con el tejido endometrial, causando una inflamación que deriva en dolor) y una base hormonal (cuya alteración empeora la sintomatología). Sabiendo esto, la dieta a llevar tendrá esas dos metas: controlar la inflamación y disminuir los niveles de estrógenos (principales hormonas sexuales femeninas que no hacen sino estimular ese tejido que crece fuera del útero, causando la endometriosis). No te preocupes si esto te suena un poco a chino de momento; más adelante te explicaremos cómo se relacionan estos conceptos.

Dieta Antinflamatoria

Un nutriente que debes consumir para tratar de mejorar la inflamación causada por la endometriosis es la vitamina D 

Además, son importantes los niveles de prostaglandinas, unas hormonas que sintetiza nuestro cuerpo a partir de ciertos ácidos grasos, con efecto antiinflamatorio. 

¿Qué alimentos contienen las que nos benefician? Pues aquellos que también tienen omega-3: pescado azul, nueces y algunos aceites. 

Más adelante explicaremos el importante papel que tiene la vitamina D en una dieta óptima para endometriosis, pero algunos alimentos ricos en este nutriente son los pescados grasos, y los huevos, entre otros.

Dieta antiestrogénica

El segundo objetivo con la dieta era reducir los niveles de estrógenos para evitar una mayor cantidad de histamina y, por consiguiente, de endometriosis. Así, hay una serie de alimentos que ayudarán a reducir los niveles de estrógenos o a mantenerlos regulares.

Por un lado, verduras crucíferas.  El brócoli, el repollo, el rábano, la rúcula o las coles de Bruselas son algunos ejemplos. Son, además, antioxidantes.

Y, por otro lado, alimentos que anulen la enzima aromatasa. A ver, empecemos por el principio. Principalmente tras la menopausia, los estrógenos necesitan de otra hormona para producirse: esta se llama andrógeno. ¿Qué ocurre? Que todavía falta una pieza para que la producción se pueda llevar a cabo; es ahora cuando la aromatasa cobra importancia. Volviendo a la endometriosis, ¿entiendes ya el problema? Si hay aromatasa, hay estrógenos; si hay estrógenos, se produce la histamina. ¿Resultado? Riesgo de aparición de endometriosis.

Por eso, es importante consumir alimentos que regulen o anulen el efecto de la aromatasa. Así, frutos rojos, ciertas legumbres y frutos secos, algunas semillas y sus aceites, frutas (manzana o naranja) y verduras (cebolla), son idóneos para combatir esa enzima.

Alimentos que debes evitar

Ya sabemos qué alimentos son idóneos para tratar de mejorar la inflamación causada por la endometriosis y también cuáles ayudan a reducir los niveles de estrógenos. ¿Qué te parece si ahora conocemos qué productos puedes evitar para no empeorar tu situación?

  • Alcohol
  • Azúcar
  • Grasas Saturadas
  • Bollería
  • Lácteos grasos
  • Embutidos
  • Refrescos
  • Mariscos
  • Cítricos
  • Enlatados de atún, caballa, mejillones.
  • Entre otros.

Menú para tratar la endometriosis

No debemos confundir una dieta para bajar de peso con un menú específico para algún tipo de patología, como es en este caso la endometriosis. 

Parece ser que algunas dietas hipocalóricas o bajas en hidratos como la dieta cetogénica, pueden  ayudar a mejorar los síntomas derivados de la endometriosis, pero lo mejor es realizar una dieta personalizada.

Aquí tienes un ejemplo de menú para un día, basado en las recomendaciones que te damos en este artículo. 

Desayuno1 taza de kéfir con copos de avena integral y fresas 
Media mañana1 mandarina y un puñado de nueces 
ComidaColiflor al horno con aceite de oliva virgen extra
Salmón a la plancha con pimientos 
MeriendaTostada integral con aguacate + pera 
CenaCrema de verduras con semillas tostadas 
Tortilla de cebolla con guarnición de escarola

Diagnóstico de la endometriosis

Hay ocasiones en las que, solo describiendo los síntomas, los médicos se pueden hacer una ligera idea de lo que se trata, está infradiagnosticada, y que afecta a un 10% de las mujeres en edad fértil en España. Sin embargo, es absolutamente necesario salir de dudas y poder hacer un diagnóstico correcto y acertado. Así, hay una serie de pruebas que ayudarían a determinar si se trata de endometriosis o no. 

  • Examen pélvico: Explicábamos antes que uno de los primeros síntomas que aparecen cuando hay endometriosis es el dolor en esta zona, así que el médico la estudia en busca de algún tipo de anomalía. 
  • Ecografía: Ésta ayudará a tener una visión más clara de la zona afectada, aunque no será definitiva para diagnosticar la endometriosis. 
  • Laparoscopia: Hay ocasiones en las que el médico decide poner el diagnóstico en manos de un cirujano para que este pueda ver si hay tejido endometrial en algún lugar donde no debería de haber. Con este procedimiento puede, además, se puede acabar con la endometriosis (como veremos en el siguiente apartado sobre cómo tratarla), ya que si se dan las condiciones óptimas, se podría retirar el tejido y no necesitar más cirugías. 

Tratamiento de la endometriosis

La cuestión es que, como hemos explicado anteriormente, la endometriosis no tiene cura. Sin embargo, además de la alimentación o dieta, que es el tratamiento nutricional que se recomienda llevar para calmar los síntomas, existen otras opciones de tratamiento para mejorar las condiciones. Es importante resaltar que uno u otro procedimiento se llevarán a cabo teniendo en cuenta la gravedad o la situación de cada mujer. Así, el posible tratamiento clínico o médico, recoge los siguientes procedimientos:

  • Medicamentos antiinflamatorios. 
  • Tratamiento quirúrgico. Se aplica, sobre todo, en mujeres que quieren quedarse embarazadas. Así, la idea es que se retire la endometriosis y se traten de conservar el útero y los ovarios. Para una invasión mínima se usa la laparoscopia (instrumento que se introduce por una pequeña incisión). 
  • Tratamiento hormonal. 
  • También, aunque en menor medida, se lleva a cabo la opción de extirpar los ovarios. No es el tratamiento idóneo pues esto lleva a la posibilidad de una menopausia temprana.
  • No está directamente enfocado a la endometriosis, pero dado que uno de los síntomas es la dificultad para concebir, para paliar esto cabe la posibilidad de realizar un tratamiento de fertilidad.

¿Cómo afecta la vitamina D y el calcio a la endometriosis?

Explicábamos antes que la vitamina D es uno de los nutrientes muy a tener en cuenta cuando se está tratando de combatir o controlar la endometriosis. De hecho, el Dr. Luis Carlos Páez, médico especializado en Ginecología y Obstetricia, asegura que “es sumamente frecuente que haya una deficiencia en las mujeres con endometriosis, aproximadamente entre el 70 y 90% de mujeres con endometriosis están bajas en vitamina D”. Los alimentos que mencionábamos la poseen, sí, pero la cantidad que nos aporta no es suficiente para que surta el efecto esperado con el tejido endometrial.
Es por eso que en algunas ocasiones, siempre consultando con el médico y conociendo tus perfiles analíticos de sangre, se recomienda ingerir vitamina D (y también calcio) en forma de suplemento. Se ha demostrado que son una gran ayuda a la hora de disminuir los dolores, molestias e inflamaciones.

Otros aspectos a tener en cuenta con la endometriosis

La endometriosis es un tema complejo que requiere del entendimiento de muchos conceptos que están relacionados entre sí y que afectan unos a otros. Algunos términos que hemos usado son estrógenos y disruptores endocrinos; pero hay otros como la microbiota que son igualmente importantes. ¡Vamos a conocer un poco más de ellos!

1. Los estrógenos

En la endometriosis están afectados varios sistemas, entre ellos el hormonal, directamente relacionado con los estrógenos. La pregunta, y atendiendo a lo que decíamos antes, ¿por qué tener unos niveles elevados de esta hormona influye y tiene consecuencias negativas en la endometriosis?
Verás, el hiperestrogenismo (es decir, exceso de estrógenos) se da cuando hay un desequilibrio. ¿Y qué ocurre entonces? Que es más probable que el tejido endometrial aparezca en zonas del cuerpo en las que no debería estar, causando endometriosis y su consiguiente dolor e inflamación.

2. La microbiota

Antes de nada: ¿qué es la microbiota? Se trata de un conjunto de microorganismos vivos muy importante, puesto que se encarga de proporcionarnos buena salud, luchando contra enfermedades. La cuestión es que, en mujeres con endometriosis, tanto la microbiota intestinal como la vaginal se muestran alteradas. ¿Qué significa esto? Pues que debido a esa alteración, toxinas patógenas y bacterias se filtran, generando así la inflamación de la que hemos hablado antes.

Lo cierto es que la microbiota juega un papel muy importante dentro de nuestro organismo. De hecho, tanto es así, que se podría considerar como nuestro segundo cerebro.  

3. Disruptores endocrinos

Tal como lo define Sanitas, “los denominados disruptores endocrinos son en realidad toda una serie de sustancias químicas capaces de alterar el sistema hormonal del organismo humano y generar su disfunción, lo que puede llegar a causar diferentes enfermedades”. Estos elementos no solamente son acumulativos e irreversibles, sino que tienen una influencia muy negativa en ciertas enfermedades, como la endometriosis. 

Antes explicábamos qué alimentos pueden contener disruptores endocrinos, pero además existen otros elementos no directamente relacionados con la ingesta, que igualmente son nocivos:

  • hay ciertos plásticos que liberan BPA (también conocido como bisfenol A), sustancia química industrial dañina para la salud
  • hay que tratar de mantener todos los utensilios culinarios en buen estado y cuidados
  • en lo que se refiere a frutas y verduras, lavarlas a conciencia antes de consumirlas

Recomendaciones nutricionales

Ahora que ya sabemos un poco más sobre la endometriosis, te habrás dado cuenta de que una correcta alimentación puede ser la diferencia entre llevar la enfermedad de una forma más amena o más complicada. 

Si te gustaría tratarla de la forma más certera y personalizada posible, ¿por qué no contar con profesionales que te ayuden a crear una dieta idónea para ti? ¡En Nutrium ya te estamos esperando!

Lorena Pascual
Lorena Pascual
Apasionada de la cocina tradicional. Entre otras cosas, también me gusta leer y explicar el etiquetado de los alimentos. Pero actualmente estoy más enfocada al estudio del aparato digestivo para poder ayudar y entender mejor a los pacientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 2 =

Descarga el Ebook Gratuito «30 recetas saludables»

Categorías

Podemos ayudarte con Tú alimentación

  • Responsable: NUTRIUM PFG
  • Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar la solicitud que realizas en este formulario y si, finalmente eres cliente, remitirte información sobre el estado del servicio contratado y comunicaciones sobre la empresa.
  • Legitimación: consentimiento del interesado.
  • Destinatarios: tus datos serán guardados en Cubenode System S.L. , mi proveedor de email y hosting, y que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en INFO@NUTRIUMPFG.COM así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional: En nuestra política de privacidad, encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal, incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad, y otros temas.

Descarga el Ebook «Las 30 Recetas Saludables de Paula Fernández»

Déjanos tus datos y te enviarémos el Ebook. Comprueba tu bandeja de entrada de aquí a 5 minutos, te llegará un e-mail con el enlace para descargar.

Si no ves el e-mail pasado este tiempo, comprueba tu carpeta de «Spam» o «Promociones».

Renovación del servicio

Si quieres renovar este servicio ponte en contacto con Nutrium en el 941 50 28 65
y te enviaremos el enlace de renovación.

Si es la primera vez en Nutrium, deberás contratar la primera consulta antes de renovar.