ALIMENTACIÓN

Dieta para Helicobacter Pylori

Dieta para Helicobacter Pylori - Nutrium dietista nutricionista
¿Qué es el Helicobacter Pylori?

El Helicobacter Pylori es una bacteria gram negativa en forma de espiral (forma helicoidal)

Helicobacter Pylori crece y coloniza el tejido gástrico y su mucosidad, pero a diferencia de otras bacterias, el Helicobacter Pylori tiene muchos nichos de crecimiento (como por ejemplo, el moco gástrico, la superficie del epitelio, la base de las criptas y el interior de la células epiteliales).

Se sabe que el Helicobacter Pylori es tolerante al ácido, infecta al estómago y puede producir gastritis  y ulceración (úlcera péptica). Además, de que también se está viendo que puede ser un factor de riesgo del cáncer gástrico, cáncer del cardias gástrico (aunque tiene un papel controvertido) y linfomas tipo MALT (tejido linfoide asociado a mucosas). En 1984 fue identificada el Helicobacter Pylori, y en 1994, la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer clasificó el Helicobacter Pylori dentro del grupo I de carcinógenos. Ocasionalmente, también produce anemias (tanto por falta de hierro como por B12) y trombocitopenia entre otras.

Hoy en día, no existe un esquema ideal para erradicar el Helicobacter Pylori ya que puede variar según las circunstancias como pueden ser múltiples sitios de crecimiento, falta de adherencia al tratamiento, inadecuada supresión del ácido…

 

¿Cómo puede el Helicobacter producir enfermedad?

Porque contiene una serie de factores que le ayudan en su virulencia (Definición: “grado de la capacidad de un microorganismo para producir enfermedad”). Factores:

  • Forma y movimientos en espiral
  • Proteínas de adaptación y enzimas
  • Habilidad de adherirse a las células de la mucosa del estómago y al moco

 

Factores de riesgo que contribuyen a la enfermedad

Entre ellos encontramos:

  • Edad de la persona al comienzo
  • Cepa y concentración de la bacteria
  • Factores genéticos de la persona
  • Estilo de vida
  • Salud general

 

Prevalencia

A nivel mundial el 60% de la población está infectada por Helicobacter Pylori pero solo el 20% de los infectados presentará alguna de las enfermedades asociadas nombradas anteriormente. Y la prevalencia es mayor en países en desarrollo.

 

¿Cómo se transmite el Helicobacter Pylori y cómo se puede evitar?

Actualmente, no se conoce el método de transmisión Se sospecha que se podría contagiar mediante alimentos infectados por Helicobacter Pylori, contacto persona- persona (oral –oral, como puede ser contacto boca a boca, misma cuchara en madre e hijo…), aguas contaminadas o instrumental médico contaminado pero no se sabe a ciencia cierta. Además, puede variar de países desarrollados a países en vías de desarrollo.

Por lo que para prevenirlo se recomienda: tener buena higiene, lavado de manos regular, realizar buenas pautas de higiene alimentaria, beber agua de fuentes potables y limpias, cuidar la salud bucodental.

Dieta para Helicobacter Pylori - Nutrium dietista nutricionista

Os dejamos este enlace con las indicaciones que da la OMS para la higiene de manos https://www.who.int/gpsc/tools/Five_moments/es/.

 

Síntomas de la infección por Helicobacter Pylori

Se debe saber que la infección por Helicobacter Pylori se puede adquirir en la infancia y permanecer asintomática hasta la vida adulta. No produce inmunidad de memoria y puede darse una reinfección.

Algunos de los síntomas que puede causar son: dolor de estómago, debilidad, cansancio, sensación de ardor en la parte superior del abdomen, pérdida de peso (en niños retraso de crecimiento)…

 

Métodos para diagnosticar la infección por Helicobacter Pylori

Los métodos diagnósticos de la infección por Helicobacter Pylori se clasifican en directos e indirectos:

  • Directos: se estudia el Helicobacter Pylori mediante el estudio de muestras obtenidas de una biopsia gástrica. Para ello se necesita hacer una endoscopia.
  • Indirectos: se estudia una característica del Helicobacter Pylori (por ejemplo, en la prueba del aliento se ve la capacidad de dicha bacteria en hidrolizar la urea) o se estudia la respuesta de nuestro sistema inmune (se miden los anticuerpos específicos). La ventaja es que estos métodos no son invasivos.

La prueba más común es la prueba del aliento. En unos 10 minutos ya se puede saber el resultado. Para la realización de cualquier prueba se tiene que consultar con el médico.

 

Tratamiento de erradicación del Helicobacter Pylori

Siempre consultar al médico acerca del tratamiento y hacerlo conjunto a su supervisión.

El tratamiento actual consiste en tomar un inhibidor de la bomba de protones (es decir, omeprazol, esomeprazol…) junto con antibióticos (el médico considerará las cepas, dosis y duración del tratamiento).

Siempre que se tome un antibiótico debe ser bajo prescripción y supervisión médica, ya que debido al abuso de la población de la ingesta de ellos, actualmente, existe una resistencia a los antibióticos.

La duración del tratamiento la especificará el médico, pero se conoce que un tratamiento entre 7 -14 días aumenta la eficacia erradicadora. Aunque se recomienda una pauta de 10 a 14 días en lugar de la previa de 7 (pero la duración lo indicará el médico).

Para saber si se ha conseguido eliminar esta bacteria, el médico realizará una segunda prueba para su detección.

 

Dieta para Helicobacter Pylori

Cuando tenemos un diagnóstico de Helicobacter Pylori y es positivo y además se sufren síntomas como molestias en el estómago, gastritis etc. Se debe acudir al médico para que paute tratamiento pero la alimentación en estos casos también es esencial.

La mejor alternativa conocida hasta el momento es una dieta de “fácil digestión”, “dieta blanda” o “de protección gástrica” y se debe evitar todo lo que produzca o favorezca a la irritación e inflamación gástrica.

Se deben evitar:

  • Cereales integrales
  • Bollería industrial y dulces: como galletas.
  • Carnes rojas como la ternera
  • Pescados azules (como salmón, atún…) y marisco
  • Lácteos: sobre todo los curados, con alto contenido en grasa y azúcar.
  • Fruta cruda: excepto plátanos maduros y frutas no ácidas maduras
  • Legumbres enteras (mejor en puré)
  • Alcohol
  • Bebidas azucaradas
  • Zumos ácidos de cítricos: de pomelo, naranja, mandarina, tomate…
  • Bebidas excitantes como tés, café, cacao…
  • Alimentos picantes por ejemplo, con chile, pimentón picante…
  • Salsas demasiado grasas o ácidas
  • Cuidado con aderezos como limón y vinagre

Otros aspectos a tener en cuenta:

  • Evitar cocciones ricas en grasa como pueden ser los fritos.
  • No utilizar cocciones que produzcan quemaduras en los alimentos como puede ser el horno
  • Tener cuidado con no ingerir grandes cantidades de comida, e recomendable aumentar la cantidad de tomas pero que tengan menor volumen de alimento.

Siempre hay que probar tolerancia individual.

 

Suplementos

Actualmente, existen en el mercado una serie de suplementos, en este caso los probióticos posiblemente sean eficaces ante la inflamación por Helicobacter Pylori pero , a día de hoy, ninguno de los consensos recientes recomienda utilizar probióticos ya que no todas las cepas son eficaces, tampoco la dosis y duración de la administración. Pero sí que hay ciertos estudios que se está viendo que se mejoran las tasas de erradicación y que se disminuyen los efectos adversos pero de momento no se recomienda su utilización.

 

BIBLIOGRAFÍA:

Van Duynhoven Y, De Jonge R. Transmission of Helicobacter Pylori: a role for food? [Internet]. 2001.

Otero R W, Gómez Z M, Otero P L, Trespalacios R A. Helicobacter Pylori: ¿cómo se trata en el 2018? Revista de Gastroenterología del Perú. Enero de 2018;38(1):54-63.

Mahan LK, Raymond JL. Krause Dietoterapia. 14a ed. Elsevier; 2016. 1152 p.

Ghetti DP, Marcelle E. Helicobacter Pylori: un problema actual. Gaceta Médica Boliviana. Diciembre de 2013;36(2):108-11.

Gisbert J. Infección por Helicobacter Pylori [Internet]. Servicio de Aparato digestivo. Hospital de La Princesa. Madrid.

Cuervo M, Ruiz de las Heras A. Alimentación hospitalaria. Madrid: Diaz de Santos; 2004. 480 p.

Contacta con nosotros si deseas más información
Te informamos sin ningún compromiso!