ALIMENTACIÓN

Intolerancia al sorbitol

Intolerancia al sorbitol - Nutrium dietista nutricionista
¿Qué es el sorbitol?

El sorbitol es un polialcohol (azúcar) que se puede encontrar de manera natural en las algas rojas y en las hojas y frutos de las plantas de la familia de las rosaceas como son los melocotones, las peras, membrillos, manzanas, ciruelas, y otros duraznos (como los albaricoques).

Además se utiliza como edulcorante artificial (edulcora con pocas calorías, E- 420), humectante, espesante y estabilizante, entre otras finalidades.

Se suele encontrar en zumos comerciales, chicles, gominolas, galletas, bollería industrial…

Diferencia entre malabsorción de sorbitol e intolerancia al sorbitol

Al igual que ocurre con la fructosa la malabsorción del sorbitol se produce por un déficit del transportador intestinal específico. Sin embargo en personas sin este déficit, la capacidad de absorción intestinal de sorbitol es limitada (20-50 g máximo) y la ingesta de grandes cantidades puede producir también síntomas como por ejemplo diarrea osmótica.

En ocasiones ocurre que la ingesta de 5 g en sujetos sanos lleva a una hipoabsorción y aparición de síntomas de diarrea y dolor abdominal cólico.

El sorbitol interfiere en la absorción de fructosa por lo que al ingerirlos juntos la hipoabsorción de estos azúcares es mayor que cuando se ingieren por separado.

La intolerancia la sorbitol son los síntomas asociados a la malabsorción de sorbitol (estos síntomas son muy parecidos a la intolerancia a la fructosa).

 

Frecuencia de la intolerancia al sorbitol.

Como ocurre con la intolerancia a la fructosa, no se conoce bien la frecuencia real de la intolerancia al sorbitol, se calcula puede afectar entre un 40 a 60% de la población.

Tipos de intolerancia al sorbitol

Existen dos tipos de intolerancia al sorbitol: primaria y secundaria:

  • Primaria: se produce por un déficit de la enzima transportadora (GLUT5). Además, se cree que va mediada genéticamente y que va desarrollándose a lo largo de la vida.
  • Secundaria: no hay factor genético y se debe a que la intolerancia al sorbitol daña el borde en cepillo de la mucosa intestinal (puede ser de forma transitoria o permanente).

 

Síntomas de la intolerancia al sorbitol

Los síntomas son producidos por las sustancias que se liberan al colon de la fermentación del sorbitol (y fructosa) y consisten en flatulencia (gases), dolor, distensión abdominal, meteorismo, movimientos y ruidos intestinales y diarrea. En ocasiones se pueden presentar náuseas con vómitos, cefaleas e incluso se puede agravar el estreñimiento.

También existen síntomas menos probables como pueden ser la pérdida de peso y desnutrición. En niños “más intolerantes” puede condicionar a un retraso en el desarrollo.

Los síntomas pueden aparecer antes o después dependiendo de lo que tarde en llegar el azúcar no absorbido al colon. Si el vaciamiento gástrico o intestinal está favorecido, a los 30 minutos tras la ingesta pueden aparecer los síntomas. Mientras que si el producto con fructosa y/o sorbitol se mezcla con otros alimentos o se toma al final de una comida, los síntomas pueden tardar en aparecer más tiempo, como pueden ser 3-4 h. Además, hay que tener en cuenta el grado de malabsorción y el grado de intolerancia (variable entre personas).

 

¿Cómo se diagnostica la intolerancia al sorbitol?

Para el diagnóstico de la intolerancia existen diversas pruebas:

Test de hidrógeno espirado: Es un test funcional. El test se realiza con el paciente tras 8 horas de ayuno (solo se permite la ingesta de agua). Es conveniente que en las últimas 24 h no se hayan ingerido grandes cantidades de fruta, verduras, legumbre…es decir, alimentos que enlentezcan el tránsito intestinal.

También se necesita que la flora intestinal del paciente esté intacta, por lo que no se deben tomar antibióticos en los últimos 7- 10 días, ni laxantes en las últimas 24-48 h.

Antes de estudio no se aconseja no fumar (2 -3 h antes, por posibles falsos positivos), ni masticar chicles, ni consumir caramelos.

El test es una técnica no invasiva porque se toma una muestra de aire (en un pequeño que contiene un sensor para hidrogeno) durante una espiración dentro de un pequeño aparato. Cuando se conoce el valor basal, el paciente toma una solución. Posteriormente el paciente soplará en el aparato y se van recogiendo muestras cada 15- 30 minutos durante 2- 3 h (tiempo a valorar según síntomas y evolución).

En función de los niveles de hidrógeno se clasifica la malabsorción en leve, moderada y grave. Y también se deben tener en cuenta los síntomas que van a apareciendo durante el test.

Los resultados ayudarán en el diagnóstico y a la pauta de una dieta adecuada.

Prueba de curva de la glucemia: esta prueba es más molesta porque se necesita la extracción de muestras de sangre, antes de la sobrecarga y cada media hora en un periodo de 2 – 3 h.

 

Dieta para la intolerancia al sorbitol

Como ya se ha explicado anteriormente la fructosa, el sorbitol y la sacarosa van ligados (Explicado aquí), enlace interno al artículo de intolerancia a la fructosa). Por lo que se adjunta una tabla para una dieta controlada en fructosa, sacarosa y sorbitol:

 

Grupo de alimentosPermitidosNo permitidos
LácteosLeche, queso, yogur natural, mantequilla, leche en polvo que no contiene sacarosaLeche condensada, batidos de leche, helado comercial, yogur con frutas, vainilla o aromatizados. Bebida de soja líquida y en polvo
Carne, pescadoNaturales, embutidosComprobar etiquetas de conservas y preparados comercialmente. Jamón de york, salchichas de Frankfurt, estofados que contengan verduras no permitidas. Patés
HuevosTodosNinguno
GrasasMantequilla, margarina, aceites vegetales, sebo, mantecaNinguno
Vegetales, legumbresa< 0,5 g fructosa/100 g: brécol, apio, alcachofas, champiñones, berros, acelgas, patata vieja, espinaca, escarola, endibia, lentejas; 0,5-1 g fructosa/100 g: pepino, espárrago, col, coliflor, calabacín, puerro, patata nueva, calabaza, rábanos, nabos, judías blancas y rojas, garbanzosRemolacha, coles de Bruselas, zanahoria, cebolla, cebolleta, batata, tomate, maíz dulce, chirivía, judías verdes, guisantes, soja, berenjena, pimientos. Verduras procesadas enlatadas con azúcares prohibidos
FrutasbJugo de lima, limón, aguacateTodas las demás clases de frutas, naturales o en compota
CerealesTrigo, centeno, cebada, maíz, arroz, tapioca. Productos elaborados a partir de éstos, pan blanco sin sacarosa añadidaPan integral, salvado, germen de trigo, harina de soja, muesli. Todo tipo de cereales elaborados con adición de azúcar o miel
Postres, galletasHelados y galletas elaborados con glucosa o sacarosa. Postres sin fructosa, sacarosa y sorbitolComprobar etiquetas de alimentos «sin azúcar», «dietéticos», «para diabéticos»
EdulcorantesGlucosa, polímeros de glucosa, jarabes de glucosa, sacarosa, sacarina, aspartamo, ciclamatoMiel, fructosa, sorbitol, azúcar de fruta, azúcar de mesa, melaza, jarabe de maíz rico en fructosa
Mermeladas, dulces, frutos secosComprobar etiquetas de alimentos «sin azúcar», «dietéticos», «para diabéticos»
SopasSopas o caldos caseros con alimentos permitidosExtractos de carne, cubitos, sopas comerciales
BebidasLeche, té, café, cacao, refrescos edulcorados con sacarina o aspartamoZumos, licores, batidos de fruta, bebidas refrescantes de cola, naranja o limón
CondimentosEspecias, hierbas aromáticas, esencias, colorantes, sal, pimienta, curry, mostaza, vinagreKetchup, salsas comerciales que contengan fructosa o sorbitol

(Tabla: Zugasti Murillo A. Intolerancia alimentaria. Endocrinol Nutr. 1 de mayo de 2009;56(5):241-50 )

 

Para todo paciente la dieta debe ser individualizada para ajustarse siempre a las necesidades reales del paciente.

 

BIBLIOGRAFÍA:

  1. Intolerancia a la fructosa y sorbitol [Internet]. Disponible en: https://funcionales.es/monografias/intolerancia-a-la-fructosa-y-sorbitol/.
  2. Zugasti Murillo A. Intolerancia alimentaria. Endocrinol Nutr. 1 de mayo de 2009;56(5):241-50.
Contacta con nosotros si deseas más información
Te informamos sin ningún compromiso!