Nº Registro sanitario: 2027170022900 | Nº Colegiado: CLR 0007

Dietista Online

Mi experiencia en el embarazo

El embarazo de paula fernandez

Alimentación durante el embarazo; mi experiencia

La teoría me la sé casi a la perfección, he estudiado mucho al respecto, especialmente cuando me he encontrado en la situación de cuidarme por otra persona que venía en camino.

La teoría me la sé casi a la perfección, he estudiado mucho al respecto, especialmente cuando me he encontrado en la situación de cuidarme por otra persona que venía en camino.

Pero de la teoría a la práctica nos podemos encontrar un abismo, así que he decido compartir mi experiencia en relación con los hábitos alimentarios durante los 9 meses de mi segundo embarazo.

He procurado seguir las recomendaciones al pie de la letra, sobre todo aquellas relacionadas con evitar riesgos de infección por listeria o toxoplasma, ya que cuando conoces las consecuencias, merece la pena tomar todo tipo de precauciones (lavar a conciencia frutas y ensaladas, cocinar bien la carne y el pescado, no consumir lácteos no pasteurizados…). En casa puede resultar algo latoso, pero salir a comer fuera es una aventura, en primer lugar porque desgraciadamente tienes que confiar mucho en la higiene de locales y personal que te sirve la comida y en segundo lugar, porque los empleados de muchas empresas hosteleras carecen de conocimientos en este asunto; no quiero generalizar, pero raro fue encontrarme con un camarero o cocinero que supiera resolverme todas mis preguntas acerca del tratamiento recibido de los platos que me iban a servir, o si un bocadillo era apto para mí por el tipo de queso.

Puesto que de bien nacido es ser agradecido y no me une ningún tipo de interés personal o económico a ellos, tengo que destacar el buen trato recibido por dos locales de Logroño, que supieron asesorarme y se ganaron mi confianza por sus conocimientos sobre las precauciones de las gestantes. Estos son el restaurante Ajo Negro y la Chispa Adecuada (en este último me habían preparado incluso alternativas al menú compartido del resto de comensales).

“Qué tonterías hacéis ahora, antes todas las embarazadas comían jamón y no les pasaba nada”

Esta frase la he oído en numerosas ocasiones durante mis dos embarazos. Sí, soy muy rigurosa y en este aspecto no me permito licencias ni se las recomiendo a ninguna mujer. Y los que me dicen esto, probablemente no sepan las consecuencias de una posible infección… ¿es poco probable? Sí. ¿Hay riesgo? También. ¿Qué necesidad tengo yo de poner en riesgo la salud del bebé por privarme de ciertos alimentos durante unos meses?

Además, antes también pasaba… pero no se conocían los motivos.

Desgraciadamente este año en Sevilla muchísimas personas padecieron Listeriosis por el consumo de un lote de carne mechada que contenía esta bacteria. Desconozco el dato exacto, pero fueron varias las mujeres gestantes que sufrieron partos prematuros provocados o incluso abortos.

Yo me preguntaba si ellas conocían el riesgo o le restaron importancia.

“Por una copita de vino no pasa nada”

A ver, seguramente no pase nada, no, pero el vino es alcohol, y está totalmente desaconsejado en el embarazo. Tiene la capacidad de atravesar la barrera placentaria y por tanto, por muy pequeña que sea la cantidad que le llega al feto, que le está llegando alcohol a una criatura de menos de 3kg!!

Respecto al consumo de alcohol me ha sorprendido muchísimo la actitud de dos sectores:

  1. Médicos, matronas y sanitarios en general. No me gusta meter en el saco a todos, por supuesto, pero sí me he encontrado con varios profesionales que me han transmitido que puedo tomar vino, con moderación. Pero qué me van a recomendar si incluso me han preguntado con total normalidad si estoy tomando drogas durante el embarazo… Alucinada me quedé con la normalización de determinados hábitos hasta el punto de no escandalizarse por mantenerlos en estas circunstancias.
  2. El entorno; amigos, familia, compañeros… Tuve una mala experiencia en una cena, en la que tuve que rechazar varias veces que me ofrecieran alcohol. No quise contar mi estado, precisamente por comprobar el comportamiento de las personas que me acompañaban en la mesa. Me encontré con la desagradable situación de sentirme acorralada por insistencias y burlas.

¿Qué podemos esperar de los adolescentes si con casi 40 años nos comportamos de esta manera ante quien no quiere consumir alcohol?

“Si el niño está con bajo peso es porque no comes lo suficiente”

¿En serio crees que es así cuando he ganado más de 13kg durante mi embarazo?

Pensaba que mi condición de Dietista-Nutricionista me eximía de dar explicaciones en este asunto, pero parece que no, especialmente cuando me dicen que es concretamente por no comer jamón.

No entro a debatir, simplemente decir que tu apetito no determina el peso de mi bebé.

Resulta irónico que le dan tanta importancia a lo que comes como consecuencia del peso del feto, pero el vino, el tabaco, las drogas, la carne y pescado crudos…. Eso no, eso no afecta por un día.

Siempre insisto que es fundamental una correcta información en cualquier etapa del ciclo vital, como es el embarazo, sobre todo por evitar riesgos que puedan poner en peligro al futuro bebé, además de enfrentarnos a la recta final y parto en las mejores condiciones físicas.

Pienso que el entorno influye mucho, la mayoría de las veces de una forma negativa (nunca con mala intención) y que la población en general, los sanitarios y hosteleros en particular, deberían currárselo un poquito más por esas mujeres que desde que vemos un test positivo queremos los mejor para nuestros hijos.

Si te ha gustado el contenido puedes compartirlo en tus redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on telegram
Paula Fernández Giménez
Paula Fernández Giménez
Me encanta la dietética, la gastronomía y la relación emocional de las personas con la comida, por lo que me gusta ayudar a mis pacientes a entender la dieta como un estilo de vida. Me gusta cocinar para niños y enseñarles a comer de forma saludable.

¿Te llamamos?

Déjanos tus datos de contacto y te llamaremos lo antes posible.