DIETAS

Desayunos saludables

Desayuno saludable - Nutrium dietistas nutricionistas en Logroño
“El desayuno es la comida más importante del día”

Cuántas veces habremos escuchado esto desde niños, cuando no queríamos desayunar, o cuando los anuncios publicitarios insistían en que si no se realizaba esta toma correctamente acabaríamos por desfallecer en el colegio…

¿Y qué tiene de cierto esta afirmación? Pues hoy en día sabemos que más bien poco.

El desayuno es una de las comidas que podemos realizar en el día, una más de otras (que pueden ser 5 o 3 o 6, depende de cada persona y de sus hábitos). Y como una comida más, es igual de importante, pero no más ni menos.

“Es obligatorio desayunar”
Precisamente por considerarla la comida más importante, es lógico pensar que no debemos saltarla y es estrictamente necesario respetar el momento del desayuno.
Cierto es que es una comida importante, no la más. Y lo es porque todas nuestras comidas los son; todo lo que ingerimos a lo largo del día, tendrá valor, tanto para bien como para mal. Si haces bien todas tus comidas, el desayuno debe ser una de ellas (si lo haces) y si todas tus comidas con poco saludables, el desayuno tiene importancia porque también es una toma a cambiar.

En resumen, el desayuno no es la comida más importante, pero sí tiene importancia, como todas las que hacemos en el día. Nos podemos encontrar ante varias situaciones respecto al reparto de comidas diarias:

  • Haces un desayuno saludable pero no comes de forma saludable el resto del día. Tendrás que modificar tus hábitos.
  • Haces un desayuno insano, pero el resto de las comidas con saludables y equilibradas: debes cambiar el desayuno
  • Haces un desayuno insano, al igual que todas las comidas; deberías cambiar tus hábitos.
  • Todas tus comidas son saludables, incluido el desayuno; genial, es una opción buena
  • Todas tus comidas son saludables pero no desayunas; genial, también es una opción buena.

 

Ni el desayuno es la comida más importante ni es obligatorio.

Esto explica por qué se considera una elección sana el no desayunar si tus tomas restantes son saludables y equilibradas.

  • Hay personas que tiene mucho apetito por las mañanas. En estos casos, es recomendable desayunar y por supuesto, hacerlo bien (no en cantidad, sino en calidad)
  • Otras personas no tienen hambre, prefieren no comer a primera hora y hacerlo más tarde.
  • También están aquellas que tienen apetito pero siguen una dieta basada en ayuno intermitente y no realizan esta comida o que no tienen tiempo de desayunar.

Lo ideal es que si tienes apetito a la hora de levantarte, hagas un desayuno, y éste se componga de alimentos saludables, sea siempre el mismo o no, y la cantidad sea la adecuada para saciar tu apetito. Como insistimos en el artículo sobre alimentación infantil, respetar los estímulos físicos de nuestro organismo como el hambre, es fundamental.
Lo más relevante si queremos hacer desayunos saludables es que evitemos alimentos ultra-procesados y azucarados como galletas, zumos, bollerías, leches chocolateadas, cereales de desayuno…

 

¿Qué puedo desayunar?

Si eliminamos de nuestra dieta aquellos alimentos no recomendados porque no son beneficiosos, podemos desayunar gran variedad de alimentos, tanta como alimentos saludables hay en nuestra dieta, es decir, cualquier alimento que es saludable en otras comidas, también lo es en el desayuno.

Es difícil quitarse de la cabeza el hecho de desayunar dulce, o determinados productos siempre destinados a este momento del día, y más difícil aun pensar que podemos desayunar todo tipo de preparaciones, desde una tortilla a un bocadillo o incluso un plato de legumbre o verduras, pero el motivo es que hemos sido educados desde niños a comer un tipo de alimentos en el desayuno y cuesta pensar en otras opciones, pero debemos hacerlo y sobre todo dar ejemplo a los más pequeños, ya que ellos tienen menos prejuicios con este tema.

 

IDEAS DE DESAYUNOS:

 

Desayunos saludables dulces:

  • Yogur natural con crema de manzana y nueces + café con leche
  • Tortitas e avena con fresas y avellanas
  • Queso batido con muesli casero (frutos secos, frutas deshidratadas y copos de avena o espelta) + 2 onzas de chocolate al 80%
  • Macedonia de frutas con coco rallado y pasas + 1 vaso de leche con caco puro
  • Gachas de avena con frutos rojos y almendras + zumo de naranja
  • 1 vaso de leche + galletas integrales con canela y pepitas integrales
  • Tortitas con crema de cacahuete o avellanas + 2 kiwis
  • Tostadas con mantequilla y mermelada casera + 1 café con leche
  • 1 infusión de frutas + crepes de plátano, nueces y chocolate puro
  • Bizcocho casero de naranja y coco rallado, sin azúcares añadidos + 1 vaso de leche
  • Galletas de plátano y coco + queso fresco
  • Queso fresco con crema de frambuesas y nueces + tortitas de espelta hinchada
  • Mousse de yogur con mermelada casera + 1 puñado de frutos secos

 

Desayunos saludables salados:

  • Tostada con aguacate (o guacamole) + pistachos + infusión.
  • Tortilla o huevo frito o revuelto con queso fresco
  • Infusión + sándwich de pan integral con jamón y queso
  • Pincho de tortilla + batido de frutas o verduras
  • Salmón ahumado con huevo cocido y crema de queso + semillas de sésamo
  • Crackers con paté de pimientos + 1 vaso de leche vegetal
  • Bocaditos de queso con mermelada de tomate
  • Tostada de jamón con tomate y aceite de oliva
  • Pan integral con huevo escalfado + zumo de naranja
  • Queso mozzarella con nueces y tomates cherry
  • Tortitas de arroz con paté de berenjena y semillas de chía + almendras
  • Tostada de pera con queso y rúcula + 1 pieza de fruta
  • Bocatita de atún con lechuga + 1 café con leche
Contacta con nosotros si deseas más información
Te informamos sin ningún compromiso!