ALIMENTACIÓN

Hipertensión arterial

Hipertensión arterial - Nutrium dietista nutricionista
¿Qué es la hipertensión arterial (HTA)?

La hipertensión arterial se define como valores de presión arterial sistólica de al menos 140 mmHg y /o presión arterial diastólica de al menos 90 mmgHg. Estos valores son utilizados para jóvenes de mediana edad y mayores, mientras que en niños y adolescentes se utilizan percentiles de presión arterial.

La presión arterial mide la fuerza que la sangre ejerce contra las paredes de los vasos sanguíneos. La presión arterial aumenta porque el exceso de líquido aumenta en el cuerpo lo que hace que aumente la cantidad de líquido en los vasos sanguíneos. Además si los vasos sanguíneos están estrechados, duros u obstruidos también aumentan la presión arterial.

Prevalencia de hipertensión arterial (HTA)

En 2015 la prevalencia de hipertensión arterial fue de 1.13 mil millones de personas, con una prevalencia de más de 150 millones en Europa central y oriental.

La prevalencia general de hipertensión arterial en adultos es del 30 -45%.

Esta alta prevalencia de hipertensión se mantiene en todo el mundo, independientemente del nivel económico.

En edad avanzada es más común encontrar personas con hipertensión arterial, con una prevalencia de más del 60% en personas mayores de 60 años. Es debido a que a medida se envejece, se adoptan estilos de vida más sedentarios y aumenta el peso corporal. Por lo tanto, se estima que la prevalencia de hipertensión en todo el mundo seguirá aumentando.

 

Signos y síntomas de la hipertensión arterial (HTA)

La mayor parte con presión arterial alta no presentan síntomas. Para saber si la presión arterial está alta en una persona es que un profesional sanitario le mida la presión arterial con un tensiómetro.

El resultado se expresa con dos números:

  • La presión sistólica es cuando el corazón late. Este dato corresponde al primer número.
  • La presión cuando el corazón está en reposo entre latidos, es la presión diastólica. Y corresponde al segundo número.

 

Clasificación de presión arterial

Hipertensión arterial - Nutrium dietista nutricionista

(Tabla: Williams B, Mancia G, Spiering W, Agabiti Rosei E, Azizi M, Burnier M, et al. 2018 ESC/ESH Guidelines for the management of arterial hypertension: The Task Force for the management of arterial hypertension of the European Society of Cardiology and the European Society of Hypertension. Journal of Hypertension. octubre de 2018;36(10):1953–2041.)

 

Relación entre la hipertensión arterial (HTA)y la insuficiencia renal

La presión arterial alta hace que el corazón trabaje más duro y este hecho prolongado en el tiempo puede dañar los vasos sanguíneos corporales.

Si se dañan los vasos sanguíneos de los riñones, posiblemente dejen realizar sus funciones correctamente como eliminar los desechos y el exceso de líquido corporal. Por lo tanto este exceso de líquido, como ya se ha mencionado anteriormente, aumente todavía más la presión arterial.

Una de las principales causas de la insuficiencia renal es la hipertensión arterial (HTA).

 

Dieta para la hipertensión arterial (HTA)

Restricción dietética de sodio

La ingesta de sodio habitual a nivel mundial se sitúan entre 3,5 – 5,5 g /día(es decir, entre 9 y 12 g de sal por día). Aunque existen diferencias entre países y entre regiones dentro de un mismo país.

La ingesta recomendada actual para pacientes con hipertensión arterial (HTA) está limitada a 2 g /día de sodio (es decir, 5 g de sal por día aproximadamente).

Se recomienda disminuir el consumo de sal de mesa, alimentos con alto contenido en sal y de ciertos alimentos son ricos en sodio de forma natural.

A nivel de salud pública, la reducción en el consumo de sal en la población sigue siendo una prioridad, pero necesita del esfuerzo tanto de la población, industria y gobierno. Ya que el 80% del consumo de sal viene dada de forma oculta en alimentos procesados.

Moderación del consumo de alcohol

Desde hace tiempo se conoce la relación positiva entre el consumo de alcohol y la prevalencia de hipertensión arterial, así como de enfermedades cardiovasculares. Por lo que la recomendación es evitar y limitar el consumo de alcohol, ya que este tiene un fuerte efecto presor.

Otros cambios en la dieta

En pacientes con hipertensión arterial se aconseja el consumo de una dieta equilibrada y saludable, que contenga verduras, frutas frescas, legumbres, lácteos, granos enteros, pescado, ácidos grasos insaturados (sobre todo aceite de oliva), bajo consumo de carne roja y ácidos grasos saturados.

En Europa contamos con la dieta mediterránea, se ha demostrado que dicha dieta se asocia con una reducción de los eventos cardiovasculares y reducción de mortalidad.

Respecto al café, se conoce que la cafeína tiene un efecto presor agudo por lo que habría que limitarlo en pacientes con hipertensión arterial. Por otro lado, se ha demostrado que el consumo de café está asociado con beneficios cardiovasculares.

También el consumo de té verde o negro puede tener un pequeño pero significativo efecto de reducción de la presión sanguínea.

El adoptar una dieta sana y equilibrada puede ayudar a reducir la hipertensión arterial, así como, reducir el riesgo cardiovascular. Además, la dieta debe ir acompañada de otros cambios en el estilo de vida, como el ejercicio físico, la pérdida de peso, dejar de fumar etc.

 

Otros consejos para la hipertensión arterial

Cambios en el estilo de vida.

Los cambios en el estilo de vida pueden retrasar y prevenir la aparición de hipertensión arterial y reducir el riesgo cardiovascular. Incluso pueden retrasar o revenir la necesidad de tratamiento farmacológico (sobre todo en casos de hipertensión arterial grado 1).

Se debe tener en cuenta que estos cambios en el estilo de vida deben persistir en el tiempo.

Las medidas de estilo de vida recomendadas que han demostrado reducir la presión arterial son:

  • La restricción de sal.
  • Moderación del consumo de alcohol.
  • Alimentación equilibrada.
  • La reducción de peso: El aumento de peso excesivo está asociado con la hipertensión arterial, mientras que la reducción del peso hacia un peso corporal ideal disminuye la presión arterial. En pacientes con hipertensión arterial se recomienda la reducción de peso en caso de sufrir sobrepeso y obesidad para el control de los factores de riesgo metabólico, pero la estabilización del peso puede ser un objetivo razonable para muchos.
  • El mantenimiento de un peso corporal ideal.
  • La actividad física regular: los estudios epidemiológicos sugieren que la actividad física aeróbica regular puede ser beneficiosa tanto para la prevención y el tratamiento de la hipertensión arterial como para reducir el riesgo cardiovascular y la mortalidad.

Además, se conoce que el consumo de tabaco tiene un efecto presor prolongado agudo que puede aumentar la presión arterial. Pero dejar de fumar y otras medidas de estilo de vida también son importantes más allá de la presión arterial (como pueden ser en la prevención del cáncer y de enfermedades cardiovasculares).

 

BIBLIOGRAFÍA:

  1. Williams B, Mancia G, Spiering W, Agabiti Rosei E, Azizi M, Burnier M, et al. 2018 ESC/ESH Guidelines for the management of arterial hypertension: The Task Force for the management of arterial hypertension of the European Society of Cardiology and the European Society of Hypertension. Journal of Hypertension. octubre de 2018;36(10):1953–2041.
  2. La presión arterial alta y la enfermedad de los rinones | NIDDK [Internet]. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. Disponible en: https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/enfermedades-rinones/presion-arterial-insuficiencia-renal.
Contacta con nosotros si deseas más información
Te informamos sin ningún compromiso!