8 Alimentos prohibidos para el cáncer

cancer alimentos
Índice de contenido

Se estima que un 35% de los tumores tienen su origen en la alimentación (bien sea por el exceso de grasa, o por sustancias cancerígenas presentes en los alimentos).

Aunque no hay alimentos que produzcan cáncer directamente, hay varios alimentos, sustancias o componentes que aumentan el riesgo de padecer cáncer si se consumen en abundancia. Estos alimentos o sustancias provocan daños en el ADN (mutaciones), llegando a producir células tumorales si estos daños son frecuentes o repetidos en el tiempo. 

Un claro ejemplo es el alcohol: el riesgo de padecer distintos tipos de cáncer de colón o el de estómago aumenta desde el momento en el que se ingiere alcohol. Por tanto, la única cantidad segura es cero, es decir, evitar el consumo de alcohol. Cuanto mayor sea el consumo de alcohol, mayor será el riesgo de desarrollar cáncer. 

Además, recientes estudios asocian el sobrepeso y la obesidad (o más bien, el exceso de grasa corporal), con un riesgo aumentado de padecer cáncer. Por tanto, un patrón alimentario saludable, nos ayudaría a prevenir un exceso de grasa. Consumir frutas y verduras a diario, legumbres, cereales integrales, así como evitar los procesados, bollería y fritos, son hábitos que comprenden un patrón alimentario saludable, que podría ayudarnos a mantener saludable la cantidad de grasa corporal. 

8 Alimentos cancerígenos que debes evitar si padeces de cáncer

Como explicamos antes, hay alimentos o sustancias que pueden aumentar el riesgo de desarrollar cáncer, pero esto no quiere decir que su consumo vaya a provocar directamente un cáncer en el individuo que lo consume. Algunos de estos alimentos son:

Carnes rojas

El hierro hemo, presente en las carnes rojas, es capaz de formar radicales libres, que podrían dañar la estructura del ADN y provocar mutaciones.

Al cocinar la carne roja a altas temperaturas, se forma acrilamida (un compuesto orgánico heterocíclico), que aumentaría los daños en el ADN. 

Hay numerosos estudios que apuntan que los nitritos y nitratos añadidos a la carne roja, pueden formar sustancias cancerígenas en el organismo. Estas sustancias, llamadas nitrosaminas, podrían alterar el ADN de las células intestinales. 

Hay bacterias en la flora intestinal que pueden generar óxido de trimetilamina a partir de las carnes rojas, concretamente a partir de la carnitina. Este compuesto sería responsable de enfermedades cardiovasculares

Embutidos

El uso de nitritos y nitratos utilizados en la elaboración de embutidos se relacionan con el aumento del riesgo de cáncer. 

Carnes procesadas

Las carnes procesadas, además de nitritos y nitratos, contienen grasas de baja calidad y aditivos, que aumentan el riesgo de padecer cáncer si su consumo es excesivo.

Azúcares y dulces

Las células tumorales se alimentan principalmente de glucosa, por lo que si hemos sido diagnosticados de cáncer, debemos evitar el azúcar y sus derivados para evitar su crecimiento. Además, el consumo excesivo de azúcar se relaciona con el desarrollo de obesidad, otro factor de riesgo de numerosos tipos de cáncer. 

Los dulces, bollería, helados, galletas, cereales de desayuno suelen contener entre sus ingredientes gran cantidad de azúcares, así como grasas saturadas, grasas hidrogenadas y grasas trans, relacionadas con múltiples problemas de salud. 

Edulcorantes

Se están desarrollando numerosos estudios que relacionan el consumo excesivo de los edulcorantes artificiales con un riesgo aumentado de desarrollar diferentes tipos de cáncer, como cáncer de mama y cáncer de próstata. 

Entre los edulcorantes artificiales más perjudiciales destacan el aspartamo y el acesulfamo-K. 

Alimentos con zonas quemadas

Los alimentos con zonas quemadas contienen acrilamida, estudiado por la FSA (Food Standards Agency) por su relación con el cáncer. La acrilamida se produce a partir de la aspargina, un aminoácido presente en patatas, pan…. En un principio, a temperaturas moderadas, se produce la reacción de Maillard entre los aminoácidos y los azúcares reductores. La reacción de Maillard es la  que produce que el pan tostado huela y sepa tan bien, con ese olor característico, siempre que se produzca a temperaturas controladas. Cuando las temperaturas son muy elevadas, provocando que se queme el alimento, se produce la acrilamida. Es por esto que es importante desechar los alimentos que se han quemado.

Ahumados

Numerosos estudios apuntan a que una dieta rica en ahumados, salados y adobados aumenta el riesgo de cáncer de esófago y de estómago, por su contenido en hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP). 

Los HAPs se generan durante la combustión del carbón, el gas, la madera y otras sustancias orgánicas. Podemos encontrarlos en los alimentos ahumados y alimentos hechos en barbacoas. 

Tabaco 

El tabaco, aunque no es un alimento, es uno de los principales factores de riesgo para desarrollar cáncer. Contiene más de 50 sustancias cancerígenas. Se estima que el tabaco podría estar detrás de 9 de cada 10 casos de cáncer de pulmón. 

Actualmente, el consumo de tabaco se relaciona con cáncer de: vejiga, sangre (leucemia mielógena aguda), cuello de útero, colorrectal, esófago, riñón, hígado, pulmones, bronquios, tráquea, de boca, garganta,  páncreas, estómago y laringe. 

Recomendaciones nutricionales

Si quieres evitar las enfermedades como la diabetes, la hipercolesterolemia, la hipertensión o el cáncer, es recomendable llevar un estilo de vida saludable, con un patrón de Dieta Mediterránea: consumo de frutas y hortalizas a diario, carnes blancas (limitando las carnes rojas y procesadas), pescados blancos y azules, legumbres, cereales integrales, frutos secos…. evitando los azúcares y los alimentos procesados.

Además, si acabas de ganar la guerra al cáncer, es importante seguir un patrón dietético saludable para evitar recidivas. 

¿Sabías que un porcentaje de grasa elevado, tras un cáncer de mama, útero u ovario, aumenta el riesgo de recidiva? 

En Nutrium contamos con nutricionistas especializados en oncología, que pueden ayudarte!

Julia Revilla
Julia Revilla
Desde que conocí la dietética y la nutrición supe que quería dedicarme a ello el resto de mi vida. Nada me gratifica más que ayudar a las personas con mis conocimientos, por lo que me especialicé en nutrición oncológica, salud hormonal y nutrición en la mujer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − catorce =

Descarga el Ebook Gratuito «30 recetas saludables»

Categorías

Podemos ayudarte con Tú alimentación

  • Responsable: NUTRIUM PFG
  • Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar la solicitud que realizas en este formulario y si, finalmente eres cliente, remitirte información sobre el estado del servicio contratado y comunicaciones sobre la empresa.
  • Legitimación: consentimiento del interesado.
  • Destinatarios: tus datos serán guardados en Cubenode System S.L. , mi proveedor de email y hosting, y que también cumple con el RGPD.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en INFO@NUTRIUMPFG.COM así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional: En nuestra política de privacidad, encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal, incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad, y otros temas.

Descarga el Ebook «Las 30 Recetas Saludables de Paula Fernández»

Déjanos tus datos y te enviarémos el Ebook. Comprueba tu bandeja de entrada de aquí a 5 minutos, te llegará un e-mail con el enlace para descargar.

Si no ves el e-mail pasado este tiempo, comprueba tu carpeta de «Spam» o «Promociones».

Renovación del servicio

Si quieres renovar este servicio ponte en contacto con Nutrium en el 941 50 28 65
y te enviaremos el enlace de renovación.

Si es la primera vez en Nutrium, deberás contratar la primera consulta antes de renovar.